Toñi Moreno, sumergida en la oscuridad, pasa por el quirófano nuevamente

No todo es color de rosas.

Toñi Moreno ha estado con altibajos emocionales desde que ha sido madre de Lola, quién el mes pasado cumplió su primer añito, pero la felicidad no le ha durado mucho.

Desde aquel día en el hospital, cuando la presentadora de «Mujeres y Hombres y Viseversa» vio por primera vez el rostro de su niña, parecía que la alegría le duraría toda la vida. Sin embargo, la oscuridad invadió su vida tras verse en el espejo.

Toñi Moreno se someterá a distintos retoques estéticos en los próximos días por no estar conforme con su apariencia.

Por falta de amor propio

La disconformidad de la escritora con su cuerpo empezó a crecer y los fantasmas empezaron a rondar por su cabeza, obligándola a recurrir a una clínica estética para intentar sentirse mejor con su imagen y comenzar de nuevo con lo más importante: el amor y la confianza en sí misma.

La expareja de Rosana Zanetti había encontrado refugio en el deporte, sobre todo en las caminatas junto a su primogénita, a quien llevaba a pasear a diario.

Toñi Moreno está muy feliz por su hija Lola, pero no con las consecuencias del parto.

Hace un par de días, Toñi Moreno se sometió a una operación de ojos para terminar con su miopía y compartió con sus seguidores su experiencia desde su internación, permaneciendo un tiempo para realizarse algunos retoques estéticos.

«Necesito un poco de luz y sentirme bien, mona, sentirme bien conmigo. La realidad del cuento es que no estoy especialmente bien conmigo, con mi cuerpo y con mi forma de vivir”.

Related Articles

Escribe un comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Estamos en contacto

3SeguidoresSeguir
0suscriptoresSuscribirte

Últimas Noticias